Los Hawks dejan fuera a los Sixers y se meten en la final de la conferencia Este (96-103)

0

Los Sixers volvieron a sufrir una derrota muy dura frente a los Hawks, que han dejado fuera al mejor equipo del Este en temporada regular y se han metido en la final de la conferencia Este, donde ya esperaban los Bucks tras derrotar a los Brooklyn Nets en esa eliminatoria histórica. Trae Young, la estrella de los Hawks, liderará a su equipo en esta aventura de enfrentarse a los Bucks con el factor cancha en contra otra vez y en compañía de Capela, Danilo Gallinari, John Collins o Keving Huerter, entre otros. Desde el principio de la serie los Hawks dieron un golpe sobre la mesa asaltando el pabellón de los Sixers para apuntarse el primer partido, pero el equipo de Philadelphia le dio la vuelta y con dos victorias consecutivas puo el 2-1 a su favor. Los de Nate McMillan, entrenador de los Hawks, volvieron a adelantarse tras ganar dos encuentros seguidos y frente a su público tuvieron la oportunidad de consumar su billete hacia las finales de conferencia, pero no fue así, y tuvo que ser el séptimo partido en Philadelphia el que decidiera el vencedor de esta serie. Fue un partido muy igualado, hubo muchos empates y alternancias en el marcador, pero en los minutos finales los Hawks liderados por Trae Young hicieron saltar la sorpresa y silenciaron el Wells Fargo Center. De hecho, en los últimos segundos, cuando estaba ya todo decidido, una botella fue lanzada a la pista, probablemente por un aficionado de los Sixers. A falta de cuatro segundos y con todo ya decidido, muchos aficionados de los Sixers se marcharon del pabellón viendo que su equipo quedaba de nuevo eliminado y esta vez en segunda ronda de los playoffs y en su propio pabellón.

Un buen partido de Joel Embiid, que aportó 31 puntos y 11 rebotes, y de Tobias Harris (fue el jugador que más jugó con 45 minutos), que anotó 24 puntos y capturó 14 rebotes, no fue suficiente para ganar a los Hawks. Trae Young no tuvo su día en tiros de campo y convirtió su porcentaje en el cuarto peor de toda la historia en un séptimo partido de playoffs, pero aún así fue decisivo en el último cuarto con 10 puntos y un triple muy lejano a falta de 2:27 que ponía a su equipo con una ventaja de seis puntos. Al final anotó 21 puntos y repartió 10 asistencias para hacer historia y apuntarse un doble-doble en un séptimo partido, pero esta vez el líder en anotación del equipo fue Kevin Huerter, que con sus 27 puntos dejó K.O. a los Sixers. También Capela (13 puntos), Danilo Gallinari (17 puntos) y John Collins (14 puntos+16 rebotes) fueron importantes en la victoria de su equipo y su avance a la siguiente ronda. Doc Rivers, el actual entrenador de los Sixers, ha vuelto a caer en segunda ronda después de hacer lo mismo con Los Ángeles Clippers la temporada anterior frente a los Denver Nuggets en un séptimo partido y, sin embargo, Nate McMillan ha consumado su mayor hazaña, porque nunca había llegado tan lejos con ningún equipo de la NBA, y podría agrandar su historia aún más, y la de los Atlanta Hawks si consigue superar a los Bucks en la final de conferencia.

Fuente imágenes: chicago.suntimes.com y apnews.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here