Una goleada antes de Navidad

El Atleti hace los deberes