Doncic liquida a Argentina con una actuación histórica en los Juegos (100-118)

0

Doncic lo ha vuelto a hacer, rompió los esquemas de Argentina y firmó un partido descomunal al alcance de muy pocos. Hizo de todo, anotó 48 puntos, añadiendo 11 rebotes, 5 asistencias y 3 tapones en 31 minutos en pista, unos números espectaculares en sus primeros Juegos Olímpicos y los de su selección. Un debut soñado para un país como Eslovenia, que tras perderse el Mundial de China en 2019 ha vuelto a una competición del máximo nivel sin Goran Dragic pero con uno de los mejores jugadores del mundo y que es de otra galaxia. Los argentinos no pudieron frenar a Luka, que al final del primer cuarto ya llevaba 17 puntos y al descanso se marchó con 31 con la sensación de que podía batir el récord de puntos en un partido de los Juegos Olímpicos, que es de 51. A pesar de la intensidad de Argentina y la constante defensa de Campazzo, Vildoza o Deck, Doncic siguió a lo suyo y llevó a la victoria a Eslovenia, que en ningún momento se vio en una situación delicada y jugó un baloncesto muy rápido y divertido, digno de una selección de ese calibre. Prepelic, con un 4/6 en triples y 22 puntos, y Tobey, con un doble-doble (11 puntos+14 rebotes), fueron los dos mejores socios de Luka, y en el pívot del Valencia encontró una conexión muy especial, que se convirtió unas cuantas veces en asistencia y canasta. Vlatko Cancar, pese a su mal porcentaje en tiros de tres (1/5), terminó con 12 puntos y 5 rebotes. Luis Scola no entiende de edades e hizo otra de las suyas aportando 23 puntos, y Campazzo firmó también un gran partido (21 puntos, 6 rebotes, 4 asistencias, 3 robos), pero no lo suficiente para quitarle el protagonismo al héroe histórico del encuentro, Luka Doncic.

El inicio de encuentro fue igualado, pero Luka no tardó en aparecer para poner por delante a Eslovenia con dos triples lejanos con paso atrás incluido. Dominó el partido a su antojo y se jugó a lo que él quería, anotando tiros forzados, asistiendo y reboteando. Al final del primer acto terminó con 17 puntos de los 32 que había anotado su selección, que ganaba por ocho puntos (24-32). La selección albiceleste se mantuvo en el partido gran parte del segundo cuarto, pero se marchó al descanso con una carga inmensa y una desventaja de 20 puntos (42-62). Pese a todas las dificultades Argentina no bajó los brazos y compitió hasta le final, pero Eslovenia logró una ventaja aplastante de 30 puntos al poco tiempo de empezar el tercer periodo (52-82). Al término de los 10 minutos el parcial favoreció a los eslovenos por dos puntos (24-26) y ganaban por 22 (66-88). En el último cuarto se repartieron más los puntos, llegando hasta los 34 puntos Argentina, que consiguió recortar distancias y evitar una paliza histórica (100-118).

Eslovenia ha mandado un serio aviso a todas las selecciones de estos Juegos Olímpicos y por supuesto, a Japón y España, que son sus próximos rivales en la fase de grupos. Lo más probable es que el partido que enfrenta a eslovenos y españoles en la última jornada del grupo decida la primera plaza del grupo, pero antes la selección de Aleksander Sekulic jugará contra Japón y podría sellar su clasificación a los cuartos de final, aunque todos sabemos que Luka espera a España, y España espera a Luka.

Fuente imágenes: eurosport.es y ambito.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here