¡El Bayern, campeón de la Champions por sexta vez! (0-1)

0

El Bayern Múnich es el nuevo campeón de la Champions League esta temporada tras superar al PSG en la final por 0-1. El conjunto bávaro venía de machacar al Chelsea y al Barcelona en octavos y cuartos de final y también venció al Lyon para después coronarse como rey de la competición por sexta vez en toda su historia. Con la llegada de Flick el equipo pasaba por un muy mal momento y ocupa la séptima posición en la Bundesliga, pero el técnico alemán sacó lo mejor de los jugadores y creó uno de los mejores equipos de la historia. Su balance desde que él llegó al banquillo muniqués es de 24 victorias y un empate y todavía no conoce la derrota. Thomas Müller recuperó su mejor nivel, Lewandowski ha sido el máximo goleador de la liga alemana y de la Champions, y optó a la bota de oro hasta el último suspiro, pero Immobile se llevó el premio por delante de él y Cristiano. Flick alineó desde el principio de la temporada a Alphonso Davies de lateral izquierdo y a Kimmich de mediocentro y ambos se han convertido en unos de los mejores jugadores del mundo en su posición. También hay que mencionar a Gnabry, Coman y Perisic, que se han convertido en unos extremos verticales con buen disparo y muy rápidos. Todo el mundo decía que Neuer estaba acabado, pero sus últimas actuaciones contra el Lyon y PSG sacan de dudas a cualquiera y Goretzka y Thiago han jugado juntos durante muchos momentos de la temporada y han manejado muy bien el centro del campo del Bayern.

 

En la primera mitad del partido no faltaron las ocasiones. Neymar tuvo la primera más clara del partido en un mano a mano contra Neuer, que paró doblemente para evitar el gol de los parisinos. Lewandowski respondió con un disparo a media vuelta que se estrelló en el poste. El propio Ander Herrera tuvo una ocasión con un remate desde fuera del área, que se marchó desviado y Lewandowski tuvo otra de cabeza, pero Keylor estuvo providencial para evitar el primer gol del partido. Alaba perdió el balón en el área y Mbappé aprovechó esa ocasión para filtrar un pase a Ander Herrera que se lo devolvió con una pared que le dejó libre de marcas, pero el francés disparó flojo a las manos de Neuer, que no tuvo que esforzarse para detener ese balón.

Al comienzo de la segunda parte marcó Coman de cabeza tras una gran asistencia de Kimmich y puso el 0-1 en el marcador. Marquinhos, que en estos últimos partidos ha estado jugando de mediocentro, tuvo otro mano a mano frente al guardameta alemán, que volvió a desviar el balón y evitó de nuevo el gol del PSG. Neymar no tuvo su día, pero sí otra ocasión para empatar el encuentro. Disparó y Choupo-Moting no pudo rematar el balón, que se marchó desviado por muy poco. Coutinho pudo sentenciar el partido de falta, pero afortunadamente para los de Thomas Tuchel eso no ocurrió y el partido seguía abierto. Finalmente ganó el Bayern y levantó la copa al cielo de Lisboa sin público. El merecido trono europeo este año es alemán.

El PSG tendrá que esperar mucho tiempo para plantarse en una final. Esta era su gran oportunidad, y aunque ni Mbappé ni Neymar tuvieron su día, el fracés dejó algunos detalles de calidad y el brasileño no estuvo totalmente desparecido. Ambos habían llegado lejos, pero de momento a Al-Khelaifi no le vale para ganar al Champions y necesita algo más que dinero para alzarse con ella.

Fuentes imágenes: semana.com y radionacional.com.pe

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here