Italia reina en Europa (1-1) ((3-2))

0

Italia es campeona de Europa. Esta selección italiana, que junto a España es la que ha practicado mejor fútbol durante la Eurocopa, superó a Inglaterra en la tanda de penaltis después de un partido igualado en el que los de Southgate fueron mejores en la primera mitad y sufrieron a una buena Italia durante la segunda. La pareja de centrales italianos formada por Chiellini y Bonucci fue vital para que la «Azzurra» se proclamase campeona de Europa por segunda vez en toda su historia y Donnarumma fue galardonado al final del encuentro con el premio al mejor jugador del torneo gracias a sus paradas decisivas en cada ronda y los dos penaltis parados a Saka y Sancho en la tanda en la final, y también a Morata en las semifinales frente a España. En resumen, una actuación magnífica de un portero que se ha confirmado como uno de los mejores del mundo a sus 22 años y que llama a la puerta de los mejores recordando al mejor portero de la historia de Italia, Gianluigi Buffon.

Roberto Mancini ha sido y será el protagonista de esta historia, y será recordado como el técnico que resurgió a Italia después de quedarse fuera del Mundial de Rusia hace solo tres años. El seleccionador italiano ha creado un grupo compacto y ofensivo con jugadores muy creativos en el centro del campo como son Jorginho (ha ganado la Champions y la Eurocopa en el mismo año), Verratti y Barella, y también Insigne en la banda izquierda. Chiesa ha sido el revulsivo perfecto para el ténjico italiano en este torneo, y a partir de octavos de final realizó una Eurocopa excelente con goles decisivos frente Austria en la prórroga y ante España en las semifinales. La única decepción de Italia ha sido su delantero, Immobile, que ganó la Bota de Oro de la temporada 2019-2020 y se convirtió en un «killer», pero ha perdido el olfato goleador en esta cita tan importante.

Los de Gareth Southgate vivieron una realidad llegando a la final pero Italia le puso en su sitio y le evitó proclamarse campeón de Europa por primera vez en su historia. Esta era la primera final para los ingleses en 55 años y no pudieron empezar mejor el partido que metiendo un gol en el minuto 2. Kane inició la jugada en el centro del campo y lo demás fue cosa de laterales. Trippier puso un centro desde la banda derecha, y Shaw, libre de marca, remató a placer y batió a Donnarumma para abrir el marcador. Después de ese gol Inglaterra consiguió dominar el partido y sometió a Italia con jugadas individuales de mucho peligro de Sterling por la banda izquierda, pero Chiellini y Bonucci se mostraron impecables en defensa y no cometieron ningún error. Al descanso los «Three Lions» caminaban hacia su primer trofeo de campeón de Europa, pero la selección italiana demostró su competitividad en los partidos más importantes, dominó el partido y creó las ocasiones. Bonucci igualó el partido en el minuto 66 tras una parada de Pickford a Verratti y desde ese momento Italia se creció y buscó el gol de la victoria antes de llegar a la prórroga, pero Inglaterra se protegió bien atrás y aguantó hasta que el árbitro pitó el final del tiempo reglamentario.

La prórroga no contó con apenas ninguna ocasión y lo más significativo fueron los cambios que realizó Southgate en el último minuto del tiempo extra ya pensando en los penaltis. Salieron Henderson y Walker para que entraran Rashford y Sancho, que fallaron sus dos lanzamientos. El joven Saka se encargó de tirar el último penalti, y Donnarumma le adivinó el lanzamiento para coronar a Italia como mejor selección de Europa.

Fuente imágenes: depor.com y canalrcn.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here