Países Bajos vence a Austria con autoridad y ya es primera de grupo (2-0)

0

Países Bajos sumó su segunda victoria en esta Eurocopa y se ha clasificado a los octavos de final como primera de grupo. El partido que le enfrenta a Macedonia del Norte en la próxima jornada es trascendental, ya que los puestos de ambas selecciones ya están determinados. La selección holandesa es líder y la debutante en esta competición terminará en cuarto puesto. Un gran partido de Memphis Depay y de nuevo de Dumfries (está siendo el mejor lateral derecho de la Eurocopa) le dio una victoria cómoda e importante a Países Bajos.

Frank de Boer repitió el mismo once con el que ganó a Ucrania en la primera jornada, pero con un solo cambio. Entró De Ligt de nuevo al equipo titular, que en los minutos finales del encuentro dio sensación de que iba a ser sustituido, porque en un choque se había quedado tendido en el césped, pero al final consiguió terminar el partido sin más problemas.

En el minuto 10 de la primera mitad Dumfries provocó un grave error de Alaba, que derribó al lateral holandés dentro del área. El árbitro pitó penalti y Memphis Depay marcó el primer tanto del partido. Antes de llegar al descanso Depay tuvo una ocasión clara de gol a puerta vacía pero no contactó bien con el balón y se marchó muy desviado. Wijnaldum también tuvo la oportunidad de marcar el segundo gol desde la frontal del área, pero la defensa austríaca despejó el balón. Al descanso vencía Países Bajos, aunque Austria tenía el balón y acumulaba posesiones largas. Frenkie De Jong y De Roon hicieron un buen trabajo en el centro del campo recuperando constantemente muchos balones e iniciaban contraataques peligrosos para sentenciar el partido, pero no fue hasta la segunda parte cuando el segundo tanto de la «Oranje» hundió a los austriacos.

La dinámica no cambió en la segunda parte, y aunque Austria salió más fuerte a por el empate, no creó demasiado peligro. En el minuto 67 Depay le ganó la partida a Alaba en el centro del campo y encontró a su compañero Malen, que en velocidad se encontró solo frente al portero y le cedió el balón a Dumfries, que llegó por la banda derecha y remató el balón para poner el 2-0 definitivo. El partido no había terminado aún, y un gol de Austria le hubiera hecho que en la última jornada un empate frente a Ucrania le favoreciese para terminar segunda de grupo, pero apenas creó alguna ocasión y el marcador no se movió más. En la última jornada la atención estará en el Ucrania-Austria, ya que ambas selecciones están empatadas a puntos con el mismo gol average (0), y podría ocurrir algo histórico. Si empatan en ese encuentro, el segundo puesto del grupo se decidirá por desempate en una tanda de penaltis al finalizar el choque. Esto jamás ha ocurrido en una Eurocopa, pero siempre hay una primera vez.

Fuente imágenes: elespanol.com y elcomercio.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here